Mecanismos de priorización del trabajo

En Amazon, adoptamos un enfoque de sostenibilidad que se basa en la ciencia y se centra en el cliente. Utilizamos un modelo estructurado de evaluación del ciclo de vida para medir y localizar los puntos críticos medioambientales en nuestra cadena de valor. También hemos realizado una evaluación de la aplicabilidad de la sostenibilidad para identificar los temas ambientales y sociales más importantes del negocio.

Priorizamos los riesgos y las oportunidades teniendo en cuenta las expectativas, las normas, los riesgos comerciales, las prácticas recomendadas del sector, las tendencias en la presentación de informes financieros y de sostenibilidad, y los temas emergentes en las noticias y redes sociales de los clientes y las partes interesadas.

Algunos de los problemas actuales de mayor prioridad en torno a la sostenibilidad son los siguientes:

  • Cambio climático, eficiencia energética, energía renovable y transporte sostenible
  • Prácticas responsables de la cadena de suministro, incluidos tanto los derechos humanos como la seguridad y el bienestar de los trabajadores en nuestra cadena de suministro
  • Residuos, reciclaje y economía circular
  • Productos sostenibles

Amazon utiliza una variedad de mecanismos para garantizar que la sostenibilidad forme parte de nuestras operaciones comerciales. Integramos las prácticas de sostenibilidad en nuestras operaciones diarias mediante el establecimiento de objetivos, las métricas y las revisiones comerciales trimestrales.

En el área del cambio climático en particular, estamos desarrollando los datos y las herramientas con el fin de abordar los riesgos climáticos tanto para nuestra empresa como para nuestros clientes. La base de este trabajo es la Iniciativa de Datos de Sostenibilidad de Amazon (ASDI), una fuente global y autorizada de datos de dominio público sobre el clima, el tiempo y la sostenibilidad. Junto con las herramientas analíticas de AWS, estos datos permiten realizar un trabajo científico de vanguardia y nos ayudan a elevar el estándar para los clientes. Por ejemplo, con los datos meteorológicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) disponibles en la ASDI, los equipos de transporte de Amazon han podido predecir con mayor eficacia el modo en que los eventos relacionados con el clima (tormentas de nieve, inundaciones, olas de calor, etc.) afectan la entrega de los paquetes a los clientes, y así, hemos podido proporcionarles plazos de entrega más precisos. El equipo de infraestructura de AWS también aprovecha los datos meteorológicos de la ASDI para evaluar mejor el impacto del clima en los centros de datos de AWS. Estamos desarrollando una herramienta sólida para evaluar y administrar los riesgos relacionados con el clima y el tiempo que enfrentan nuestros recursos, personal y operaciones. Nuestro objetivo final es permitir que los clientes y proveedores utilicen las herramientas que estamos desarrollando internamente para mejorar la resiliencia climática.