Cómo los empleados de Amazon ayudan a fomentar la sostenibilidad

En las instalaciones de Amazon de todo el mundo, los empleados aportan energía y atención a las iniciativas que difunden y cumplen los ambiciosos objetivos de sostenibilidad de nuestra empresa. Los empleados encuentran oportunidades para liderar dichos proyectos y colaborar en ellos como Embajadores de sostenibilidad de Amazon. Es un programa de empleados voluntarios que ayuda a expandir el esfuerzo de los equipos globales que trabajan directamente en la gestión del impacto ambiental y social que ocasionamos.

El programa comenzó en 2017 con capítulos en oficinas corporativas y centros de distribución en los EE. UU. y Europa. En la actualidad, hay más de 3000 Amazonians en todo el mundo inscritos para participar como embajadores de sostenibilidad, y el programa continúa expandiéndose, con más de 105 equipos en América del Norte, Europa y Asia.

Los embajadores convocan a otros Amazonians para unir los esfuerzos de concienciación sobre la sostenibilidad y promover la educación ambiental mediante eventos en las instalaciones. También lideran proyectos e iniciativas piloto que reducen de manera tangible el impacto ambiental. Estas iniciativas incluyen la ampliación del reciclaje para incluir nuevos artículos o ubicaciones, la creación de programas de uso compartido de vehículos y la adición de sensores de movimiento en interruptores de luz para disminuir el uso de electricidad. A su vez, se pueden incluir la realización de auditorías energéticas con empresas de servicios públicos locales, el cambio a productos más sostenibles en áreas comunes, como despensas y baños, y campañas destinadas a reducir el uso de botellas y recipientes de plástico desechables.

Los embajadores de sostenibilidad también tienen una oportunidad única de proponer ideas con análisis y acciones basados en datos por medio de la tecnología de Amazon. Por ejemplo, después de analizar los residuos del almuerzo en dos cafés del campus de Seattle, un embajador desarrolló una propuesta para mejorar la clasificación de residuos mediante AWS DeepLens, una cámara de vídeo que permite el aprendizaje profundo. Un equipo de empleados de Amazon creó un conjunto de datos y un modelo que utilizó las capacidades de detección de objetos de DeepLens para identificar los residuos que se descartaban y utilizar el audio incorporado a fin de indicar a las personas qué cesto utilizar para un elemento determinado.

La combinación de la acción a nivel del suelo con las ideas escalables y la tecnología avanzada hace que los embajadores de sostenibilidad sean buenos socios para alcanzar los objetivos de sostenibilidad más ambiciosos de Amazon.